tahiti10_tumb.jpg

> Billabong Pro Tahiti Teahupoo – «La Ola Más Heavy»

>> El próximo lunes comienza una de las pruebas más esperadas de todo el ASP World Tour, el Billabong Pro Tahiti. La ola de Teahupoo espera a los mejores surfers del mundo y todos nosotros también estaremos a la espera que el espectáculo sea grandioso. Para abrir boca os hemos preparado un previo con una pequeña historia de esta ola que puede alcanzar lo descomunal. De momento ya se han celebrando los Von Zipper Trials cuyo ganador ha sido el local Taumata Puhetini que accede directamente al evento WCT. Tehaupoo, pronunciado "cho-po" es en esencia un cerrote glorificado, un tubo espantoso que puede dar muchos problemas incluso para los surfistas mas experimentados. En los últimos años los campeonatos y las sesiones de tow-in nos han bombardeado con imágenes de su aparentemente tubo perfecto, pero ninguna ola cobra un precio más alto que Teahupoo, considerada la ola más peligrosa del mundo. Podrás seguir el evento a través del enlace en nuestra "Zona Contest".

>> El tranquilo pueblo de Tehaupoo se ubica en la esquina suroeste del más pequeño de sus dos volcanes inactivos, Tahiti Iti. Está separado del volcán mas grande por el Istmus de Tavarao, literalmente traducido como "la cabeza caliente."  La historia cuenta que el hijo del Rey Tehaupoo vengó la muerte de su padre comiendose el cerebro fresco de su asesino allí mismo. La aldea de Teahupoo ha mantenido su cultura indígena a pesar del constante flujo de turistas y en donde sólo puede verse mucha artesenía local pero ni un sólo McDonald’s.

Está reconocido como destino de surf desde los años ’60. La isla está repleta de arrecifes de coral que reciben frecuentes swells. No hay tierra que obstruya la llegada de las olas, así que Tahiti goza del poder hawaiano durante nuestros meses de verano. Esto ofrece muchas posibilidades para retar al surfista fuera de temporada de olas grandes en el North Shore. Lo único difícil es encontrar un arrecife adecuado…

El spot está ubicado donde el camino asfaltado acaba, de ahí su primer nombre: "The End of the Road (el fin del camino)." El canal en Tehaupoo realmente no es un canal, ya que la ola se dobla y corre por un arrecife seco debajo del nivel del mar y cierra. Se tardan quince minutos remando desde tierra para llegar al pico. El labio tiene la misma altura y grosor y tira con tanta fuerza que hay que hacer el take off debajo de él para evitar ser lanzado.

La imagen se las trae. A ver quien se anima a decir ¡Voy! – En esta ocasión se puede entender… el silencioteahupo0_real

La valentía por sí sola puede valer  en algunos lugares de olas grandes pero aquí te matará. Unas pelotas de hierro deben ir acompañadas del saber desenvolverse en la ola que ha relegado al mítico Pipeline a un segundo plano.

El Tahitiano Thierry Vernaudon se atribuye ser el primero en surfear Tehaupoo en 1985 junto con un puñado de locales, pero las olas pequeñas que surfearon ni se asemejaban a las bestias que hemos llegado a conocer. Los bodyboarders Mike Stewart y Ben Severson se tropezaron con "El Fin del Camino" el año siguiente y pronto se convirtió en un lugar de culto para bodyboardes psicóticos. Algunos surfistas profesionales se atrevieron en los primeros años ’90 pero el estreno oficial de la ola mas "heavy" del planeta no fue hasta la celebración del Gotcha Tahiti Pro en 1998 que abrió los ojos de todo el mundo, pero esto sólo fue el comienzo.

Gotcha subió el evento a un WCT en 1999 y el oleaje subió a proporciones inimaginables. Los mejores del mundo miraron al corazón de la bestia y muchos no quisieron saber nada de aquello… Todas las historias horroríficas que habían oido eran verdad: en efecto, el tubo en Teahupoo hizo que Pipe pareciera manso. Mark Occhilupo ganó y los Floridianos Cory Lopez y C.J. Hobgood se establecieron como auténticos expertos.

En 2000 el evento fue marcado por la trágica muerte del surfista local Briece Taerea una semana antes del campeonato. Taerea intentó hacer la cuchara en una gran ola, chocó con el arrecife y acabó en coma falleciendo dos dias más tarde. El ganador del evento fue Kelly Slater, y también dejó su huella como rey de Teahupoo el gran Andy Irons.

{youtube}F3b8D5nMt74&hl=es&fs=1&rel=0&color1=0x006699&color2=0x54abd6{/youtube}
Resultó que todas las olas anteriormente cogidas allí fueron un aperativo para lo que vendría el 17 de agosto de 2000 cuando el maestro de olas grandes y pionero en la modalidad de tow-in, Laird Hamilton, se deslizó por la ola considerada por todos como la más peligrosa jamás surfeada. Hamilton iba a la contra, entró en la ola pronto arrastrado por moto acuática, buscó su linea y se catapultó por el túnel a una velocidad inverosímil, cambiando para siempre el concepto de surfear olas grandes. La experiencia fue tan emotiva que Hamilton  terminó entre lágrimas, sabiendo que cualquier error le hubiese conducido a la muerte.

Es difícil imaginar que algún dia Teahupoo parezca una ola blanda y que otra ola mas terrorífica ocupe su lugar. La ola situada enfrente del pequeño y tranquilo pueblo de Teahupoo quizás sea el fin del camino…

Fuente: www.surfline.com
Traducción: www.surfcantabria.com

Compartir esta publicación