rulo.jpg

> La Fotografía Acuática, también es un Deporte – Por Raúl Gunche

>> El mundo de la fotografía es apasionante. Puedes retratar el entorno tanto desde fuera del agua como desde dentro. Todas las perspectivas tienen su encanto, pero hablemos del ángulo que últimamente más nos está atrayendo por su diferente punto de vista,  que en definitiva es lo que hay que buscar hoy en día, pues ya todo está inventado y lo nuevo es lo único que marca un poco la diferencia. Los equipos de fotografía acuática son muy caros. Además de este handicap, no son tan fáciles de conseguir en España. Por lo general hay que encargarlos a Estados Unidos, Australia o Hawaii. Cuando se estropean, los repuestos son caros y suelen tardar semanas en llegar, todo ello hace que cada buena foto sacada, en mi opinión, valga mucho más que una buena foto desde la orilla. Poco a poco en nuestro país se va animando la gente y ya tenemos algún referente como es el fotógrafo Victor González, quien hace de cada baño un autentico recital de increíbles instantáneas… [Continua]

banner_libro_30.jpg

>> Hace años tuvimos a un fotógrafo cántabro que revolucionó la fotografía acuática. Ese fue Victor Fraile, un tío cuyas fotos suponían el 80 % de las revistas nacionales. No quiero olvidarme de Jose Haya, quien lleva una década mostrando su talento en su revista, con infinidad de portadas dentro de tubazos. Dejándome en el tintero a muchos muy buenos fotógrafos españoles,  personalmente sigo el trabajo de un hawaiano llamado Clark Little que está “rompiendo moldes“. Aquí dejo su web www.clarklittlephotography.com. Sus  fotos son un claro ejemplo de “JUGARSE EL TIPO“. No todos son capaces de meterse ahí dentro de ese modo, dándole igual el tamaño, el grosor de los labios o las brutales corrientes.

Desde otro punto de vista, desde dentro – Foto Raúl Gunche

foto_acuatica_raul.jpg

Cuando entras en situaciones de mar grande, muchas veces no eres consciente de los peligros, porque con tu tabla de surf te sientes como un pez, te sientes seguro. En esas mismas condiciones, con un equipo de fotografía y con un par de aletas, la situación cambia y mucho. Hace un año compré mi primera carcasa acuática. Desde el primer baño en el agua, me di cuenta lo enforma que hay que estar. Pensé que seria " jauja" y al instante te das cuenta que necesitas experiencia, estar enforma, tener visión y que las fotos de las revistas por lo general no las saca todo el mundo. Un simple revolcón con el equipo te puede hacer bastante daño, desde darte un golpe en la cabeza, hasta destrozar el equipo contra el fondo. Por todas estas razones y muchas más , considero que la fotografía acuática es un deporte y en determinadas situaciones, deporte de riesgo.

Personalmente me siento muy afortunado por ser surfer y por practicar este tipo de fotografía, porque los surfers tenemos una visión limitada de nuestro entorno. Cuando estas con la carcasa, puedes observar infinidad de detalles que el surfer no puede apreciar, como pueden ser el tubazo que tiene detrás, el grosor del labio, el cromatismo del entorno, mil detalles. El tubo dura segundos y todo ocurre muy deprisa. La foto dura toda la vida y te da la oportunidad de observar todo sus detalles infinidad de veces. Lo que me apasiona de la fotografía es que por la noche en mi casa puedo apreciar estos infinitos detalles y sentirme dentro de esos tubos aunque no los haya surfeado. Yo defino la fotografía como luz . La luz es la que lleva la información. Hacer fotografía en Hawaii es por lo general mucho mas fácil que hacerla en invierno aquí en el Norte. De todos modos el buen fotógrafo es capaz de buscar la luz y de plasmar la otra cara de nuestro deporte, en ocasiones duro, frio, incluso gélido como podemos apreciar en la fantástica película de “DARK SIDE OF THE LENS“. Sentir, vivir y apreciar lo que nos muestra esta peli, no tiene precio.

Compartir esta publicación