surfcantabria_tumb.jpg

> Negativa experiencia de surfers cántabros en Asturias

>> Los protagonistas de esta historia son tres jóvenes surfers cántabros, Miguel Betegón, Jaime Calle y Juan Mateos. Los hechos tuvieron lugar en la playa de Peñarronda (Tapia) durante la segunda prueba del Circuito Asturiano de Surf celebrado el 16 y 17 de Octubre. Estos chicos reflejan detalladamente toda una serie de actitudes nada positivas por parte de la organización del evento. Una vez leído el texto nos interesamos sobre ello ya que nos parecía realmente increible que sucedan cosas así. Inmediatamente aconsejamos que pusieran en conocimiento de ello a su federación para que realizara una queja formal. Los chicos nos contestaron que ya lo habían hecho pero que no querían poner en líos a la gente de la federación. Para nosotros este tipo de hechos constituyen algo muy grave y que la Federación Cántabra de Surf la cual representa a todos los surfers cántabros federados no puede dar la espalda a lo sucedido y dejarlo pasar. En la ampliación texto íntegro con el relato de los hechos.

banner_libro_30.jpg
>> Nota aclaratoria surfcantabria.com: desde que tuvimos constancia de lo sucedido a través de Facebook han trascurrido varios días. En este peiodo de tiempo se han sucedido numerosos comentarios de todo tipo, incluso algunos con insultos y sugiriendo actos de violencia . Esto nos parece realmente lamentable y volvemos a insistir que si se hubiera tramitado por el cauce oficial la reclamación, estos chicos no hubieran publicado nada y como consecuencia nada se hubiera salido de tono. Ahora si, el relato de los hechos desde el punto de vista de los afectados los cuales expresamente nos han dado el consentimiento para su publicación íntegra en este medio.
____________________________________________________________________________________

"EXPERIENCIA CANTABRA POR LA ASTURIAS COMPETITIVA"

"Ya nos habían avisado de ir a competir a Asturias pero a pesar de ello nos encaminamos a Peñarronda (Tapia). En las primeras mangas observamos ciertas “confianzas” como el empezar la manga antes de que todos los competidores estuviesen colocados en el pico (con que estuviesen los asturianos bastaba), la involucración de los padres de los competidores en cuanto a las tareas de la organización, el depositar todo el peso en una misma persona siendo al mismo tiempo Jefe de la Federación Asturiana, Jefe de Jueces y entrenador de los chavales… sí; eso es mucho “buen rollo” entre ellos, demasiado.

En las mangas había un clarísimo trato especial a ciertos competidores indicándoles cuantas olas llevaban, la llegada de series…también pudimos ver “sobradas” como el preguntar a una madre qué tal le había ido a su hijo y decir que -hombre por favor como no iba a ganar-, al parecer todo el mundo tenía muy claro quién iba a ir pasando mangas y no precisamente por el nivel.

En cuanto a la organización se apreciaron numerosas equivocaciones como el mandar a 3 competidores al agua a las 8.30 de la mañana habiendo sido ya el chekin y al ver que había competidores que contaban con ellos y habían fallado, cuando en teoría quien no hubiese pasado por el chekin no iba a competir, el posibilitar a otros el inscribirse en más de dos categorías… ¿Y todo esto para qué? ¿Para quedar bien con los padres de los competidores? ¿Para hacer negocio? Pues entonces haber hecho un campeonato interno con los de la escuela o mejor todavía, un campeonato para cada miembro de la escuela así cada alumno ganaría y no habría rivalidad entre ellos.

Por no hablar de las puntuaciones, no disponían de ordenador el primer día y a pesar de tenerlo el segundo seguían puntuando a mano, lo que podía dar lugar a la modificación de las puntuaciones una vez concluida la manga; además de no tener la posibilidad de ver las puntuaciones de cada juez.

Todo esto así dicho no parece gran cosa pero os vamos a contar ahora el caso particular de cada uno…"

Juan Mateos – "Manga de semifinales con dos asturianos, al recoger la licra me dicen que 15 minutos de duración y un total de 10 olas como máximo. Empieza la manga y cuando quedan escasos 30 segundos para acabar la manga cojo mi última ola, la ola número 10, y me dicen por megafonía que salga que no puedo coger más olas a pesar de haberlo oído y de saber yo que llevaba 10 olas me lo comunica el asturiano que quedó “primero”. Me salgo, miro al reloj y el tiempo sigue corriendo sin haber señalado la organización el final de manga, les hago señas desde el agua pero nada… indican al asturiano, que quedó “primero”, que ya lleva 10 olas y que no puede coger pero a pesar de ello coge hasta 12 olas y para colmo la manga la alargan hasta 20 minutos por lo que están en el pico dos asturianos amigos y yo me encuentro dirigiéndome hacia la carpa de jueces. Entrego la licra, me cambio y voy donde el Jefe de Jueces, le digo que la manga ha durado 20 minutos y que el que ha “ganado” la manga tiene que ser penalizado, se “mofa” y dice que no, me pone de excusa de que yo ya había cogido el máximo de olas y le digo que las mangas eran de 15 minutos no de 20 y que si una manga dura 20 minutos se permite un máximo de 15 olas y más con las escasas condiciones de olas (al igual que no se compite de la misma manera para una manga de 15 minutos que para una de 20 minutos), no argumenta, simplemente me dice que el chaval no había oído que llevaba 10 olas y que además esas 2 olas no han sido puntuadas, le pido puntuaciones pero no las da y le digo que cada uno tiene que contar sus olas y con respecto al tiempo me dice que habrá sido un error lo de prolongar la manga 5 minutos. En ese mismo instante llamo a 2 jueces de la Federación Cántabra de Surf para contrastar información y me dicen que tiene que ser penalizado o repetir la manga, se lo digo al Jefe de Jueces y lo único que sabe decir es que les diga que aquí quién toma decisiones es él y chorradas así…"

Miguel Betegón – "La manga fue muy ajustada y por lo tanto sabía que ante la duda iban a tirar para casa pero lo que no me esperaba era que me estuviese juzgando un chaval de 16 años siendo competidor y rival de la misma prueba y al cuál había ganado en otras competiciones. Me dirigí indignado a la carpa de jueces para pedir puntuaciones (era lo único ya que podía hacer después de haber visto lo del día anterior con Juan) en donde pude ver que una de las 2 olas que habían puntado al asturiano estaban modificadas y previamente ponía un 2.0 y no un 2.7 lo que me habría dado el pase de manga no siendo así debido a que al modificar esa nota permanecía delante el asturiano por 0.2 puntos…"

Jaime Calle – El domingo por la mañana, muerto de frío y harto de este campeonato, empezaba la categoría Open y como ya la había pagado el día anterior me lo tomé enserio. Nada más llegar, a las 8:30, anunciaban que entraba en manga, me cambie, recogí la licra y bajé a la orilla. Según iba bajando decían por megafonía que faltaba por recoger la licra y que o pasaba por la carpa o anulaban la manga por no haber 3 competidores pero al poco me vieron ya en la orilla en donde me disponía para entrar al agua cuando anunciaban que pasábamos directamente a cuartos de final por no haberse presentado toda la gente que estaba apuntada, nos dijeron que era obligatorio subir con las licras puestas hasta la carpa pero el asturiano se quería dar un baño libre y se quejó por lo que dijeron que bueno que no pasaba nada (otra vez haciendo excepciones) y así me encasquetó la licra y subí a dejar las licras. Estaba destemplado debido al frío por la espera en la orilla y no entré en manga hasta las 10:00."

"En definitiva este campeonato nos ha parecido vergonzoso, no solo por el trato recibido sino por toda la escasa y pésima organización."

Compartir esta publicación