rubem_abelenda.jpg

> Pura Vida con frijoles – Por Rubén Abelenda

>> No me preguntes el porqué, pero siempre quise surfear el Pacífico en las costas de México, así que este año pospuse mis idílicos baños en Indonesia o las brutales sacudidas de las olas australianas, por las rústicas playas del suroeste mexicano. Como suele suceder, lo que uno espera encontrarse y lo que la vida te depara no suele coincidir; por suerte en este viaje la realidad superó todos mis deseos. Cuando empecé el viaje pensaba que me estaría un mes surfeando en el estado de Nayarit, en las cálidas playas de Sayulita o por ahí, que tuvo su momento místico allá por los años 80 cuando cogido fama de paraíso surfero, pero hoy en día está masificado, así que desistí y me tiré más al sur. Pasado el estado de Jalisco, famoso por ser el mayor productor mundial de Tequila y Mezcal, está el estado de Michoacán, que suena así como bravo y peleón pero tiene olas famosas en el mundo entero por su calidad y potencia, así que decidí cuando aterricé en México D.F. que me iría a surfear la mítica ola de Pascuales, la Ticla, Río Nexpa y no sé cuántas más…

banner_libro_30.jpg
chus_casado_news.jpg

>> Aunque México City (el D.F) es una ciudad alucinante, yo aún no lo sabia.. lo descubriría en mi viaje de vuelta desde el Pacifico a España…pero ese es otro viaje. Llegué a Guadalajara y allí alquilé un coche (no es caro si lo negocias, algo muy importante en México, porque los precios van desde 1.000 pesos al dia a 300 por dia, así que no te cortes e investiga y pregunta a cada una de las compañías hasta que des con un precio razonable). Con las tablas en el coche puse rumbo a Pascuales, ola mítica, que nunca te defrauda. La playa de Pascuales es una playa de ciudad, en este caso de la ciudad de Tecoman, así que es muy fea y sucia, aunque hay miles de chiringuitos sobre la playa para comer pescado y comida mexicana realmente excelente y barata. En definitiva, la playa no mola pero la ola lo compensa con creces, si te cuadran olas te recomiendo el “Hostal” de Edgar para quedarte,  es barato, paran los surfers locales y extranjeros y él es un estupendo shaper y reparador de tablas…esto es importante porque en Pascuales es muy, muy probable que partas alguna de tus tablas. La Ola tiene una fuerza brutal y cierra muy rápido, demasiado, aunque si entra buen swell del sur es una gozada y te garantiza un surfing épico y buenos tubos. Ahí estaba ni más ni menos que la mismisima Carissa Moore !!!…aventándose un Tubononazooooooooo en Pascuales.

1ruben.jpg
3ruben.jpg

Como ya me había quitado la espinita de surfear Pascuales decidí poner rumbo al sur, a La Ticla. La Ticla es la razón por la que vale la pena ir a México y probablemente te quieras quedar a vivir allí para siempre. Es una reserva india donde ningún blanco puede tener propiedades o negocios, así que todo lo regenta la gente de la comunidad, y si puedes cambiar tu ritmo europeo y coger el ritmo indígena te das cuenta que todo tiene mucho más sentido porque es el tiempo de la naturaleza y la Pacha Mama. No hay hoteles ni restaurantes, todas las calles son de tierra y el poco alumbrado de las calles se apaga tan pronto que deja paso a un cielo reventado de miles y miles de estrellas. Como son indígenas y lo tienen mucho más claro que nosotros, cuidan el río y la playa de verdad, así que todo, desde el aire hasta el mar es puro. Aunque lo mejor de la Ticla es la gente, como mi amigo y gran surfer “Vaquero” o su madre “La Doñita” que no tienen nada, pero todo lo comparten y “la Canelita” (una suerte de te local con canela) que tomas con ellos te sabe a gloria.

4ruben.jpg

Cerca de La Ticla tienes otras playas completamente vírgenes y con olas de gran calidad, Word Class, diría yo… en donde surfearás completamente solo..!. LLévate por lo menos una botella de agua, porque no hay nada de nada. En este tipo de playas una de mis preferidas es “La Llorona”, que la llaman así porque si rozas la planta de los pies sobre la arena chirría y parece que “llora”… vamos que hace un ruidito. Otra playa que te recomiendo es Palma Sola (un secret spot super recomendable) a mi me cuadraron unas olas increíbles en un mar a 23º y completamente solo… una de las mejores sesiones de surf de todo el viaje.

Te recomiendo que te quedes en cualquier cabaña o camp en La Ticla, te tratarán bien y te costará barato, además siempre hay olas y buena convivencia entre surfers de medio planeta y la comunidad, que es muy abierta.

Para no perderme para siempre en el paraíso decidí seguir aun más al sur. Próxima estación: Nexpa. Nexpa se llama así por el Río Nexpa, que desemboca en la mar y da lugar una ola muy larga y con mucha densidad que te permite giros y tubos de gran calidad. En la Barra de Nexpa hay cabañas, chiringuitos y sitios de acampada… pero también sigue siendo un sitio muy natural. Te recomiendo que busques alojamiento más para la zona del río que de los chiringuitos, porque puede ser un trip completamente diferente. (Los fines de semana vienen los Mexicanos de los pueblos a mamarse de tequila y a escuchar narco corridos a todo volumen y te aseguro que eso te rompe el karma en trocitos). Como pensé que me iba a ir a Puerto Escondido en Oaxaca o Barra de la Cruz o Sayulita o cualquier otro surf point en la costa del Pacifico no averigüé que onda con Michoacán… así que cuando llegué y lo vi tan virgen y tan vacío flipé con mi suerte y me sentía como un Robinson explorador… pero claro, estaba vacío por algo: Los Narcos.

2ruben.jpg

Cuando vas por la carretera (que están muy bien) te acojona un poquito la cantidad de camiones del ejercito con soldados armados hasta los dientes y con pasamontañas, que te adelantaran a toda leche. También esá plagado de puestos de control del ejercito mexicano que te pararán a lo largo del recorrido para pedirte la documentación o para preguntarte cualquier huevada. Resulta que el cartel de Sinaloa ( El más pesado de los carteles de la droga en México) llega ahora hasta Michoacán, así que realmente es un zona en guerra. Pero el ejército no se mete con la población y los narcos tampoco. Al turista lo cuidan mucho en Michoacán, básicamente, porque no hay…así que si vas para allá (cosa que te recomiendo) tendrás unas olas espectaculares casi para ti solo. Los surfes de otros países que me he encontrado suele ser gente súper respetuosa y cool en el agua… aunque estate al loro e intenta no saltarle olas a los surfers niñatos locales, porque puedes tener la mala suerte de que sea el hijo de un sicario.

Rubén Abelenda 2012
www.berriasurfschool.com

Compartir esta publicación