nico.jpg

> La «letra pequeña» del Dream Tour – Por Nico Moramarco

>> A veces nos preguntamos cuál sería el mejor trabajo, suele ser cuando estamos hartos de hacer lo que estamos haciendo, un poco como la ilusión fugaz cuando compras un décimo de lotería, que dura hasta que compruebas que no te ha tocado. Vivir como surfista profesional tiene que ser de lo mejorcito. Piénsalo: vas por todo el mundo, tratado a cuerpo de rey, surfeando las mejor olas que ofrece el planeta, poca responsabilidad y bastante diversión. Rara vez nos detenemos a pensar en la "cara B" de ser pro en el circuito WCT. Se podría hablar de pérdidas de tablas, encuentros con arrecifes y cosas afiladas varias, bichos, interminables esperas en aeropuertos, problemas de visados, enfermedades tropicales, y gente no deseable. También hay algo escrito en letra pequeña en el contrato de este “dream job” y es: si Teahupoo está gordísimo y tienes ganas de llamar a mamá o meterte debajo de la cama, tienes que tener cojones como balones de baloncesto y entrar. También en Pipe, y en Fiji… o donde les dé la santísima gana de celebrar un campeonato…

banner_libro_30.jpgsurfrollradio.jpg

Esto presenta cierto dilema si no lo has leído y te has criado en beachbreaks toda la vida, siendo olas de un metro estropeadas por el viento la norma. Igual sabes marcar aéreos como el mejor pero Teahupoo de 10-12 pies son palabras mayores para cualquiera. No obstante son atletas de élite y muchos han provenido de sitios con olas pequeñas. Gabriel Medina demostró que no sólo de air reverses vive el hombre. Está claro que para llegar al top hay que tener el pack completo y eso incluye balones aptos para la N.B.A.
 
La decisión de suspender el Volcom Fiji Pro el otro día en la jornada con olas brutales tuvo a los comentaristas de la red revueltos. Las opiniones estuvieron divididas y muy apasionadas. Es fácil opinar desde las gradas pero el rider de olas grandes Koby Aberton, de los famosos “Bra Boys”, llevó las criticas un paso más allá opinando en las redes sociales. Escribió en el Instagram de la revista digital Stab: “Los 44 mejores del mundo de repente se parecen a los 44 más gays. Veinte de ellos lo dan todo… pero hay 44..! Ocurrió en Tahiti y ahora en Fiji también y se han cagado..! Venga chicos tenéis más capacidad que todos de los que están en el agua. El público está empezando a cuestionar a los mejores del mundo.”
 
Escribiendo desde Bali, a Koby le molestó la decisión y siguió dirigiéndose directamente a Bruce Irons, Kelly Slater, Joel Parkinson y Mick Fanning: “Contestad chicos, que les den a los que no quiren entrar, si no entran pasáis las mangas solos. ¡Coged las riendas de éste tour tan aburrido..!! Estaba sentado en casa con ganas de ver el campeonato para luego comprobar que estaba suspendido porque había 10-12 pies. Mi hermano pequeño entraría alli..!! y apenas surfea… espabilad joder..! Si Mark Healy y los demás lo pueden hacer, vosotros mejor, creedme.”

Este fue el día en Fiji en el cual no se compitió por estar ¿demasiado grande…?

Compartir esta publicación