lafortahome.jpg

> Relatos Surferos ~ «La Forta Mágica…» – Por Rulo

>> Quién me lo iba a decir…. 28 años después de coger mi primera ola y sentir esa sensación indescriptible de libertad, de felicidad, de todo lo que el surfing puede proporcionar, volvía a sentirme de igual modo cuando en una larguísima ola de la Fortaleza en la que venia surfeando Eduardo Lopez Dóriga, decidimos tres "elementos" saltársela cariñosamente…  De súbito, Dani García se giró y se subió en la ola, al instante me percaté y yo también lo hice y a los 20 metros siguientes, se subía Manuel Arrarte. Alli estábamos cuatro "puretas", surfeando la misma ola. Dania García gritaba como un poseso, seguid, seguid, seguid..!! "Chore" hacía cutbacks cagándose en todos nosotros porque sin querer le íbamos sacando de la ola y él al volver hacia adentro, no sabía cómo hacerlo para no degollarnos a los tres con su pedazo longboard. "Manas", se ponía de dropknee y casi me pasaba por encima, Dani seguía gritando, a la vez que intentaba frenarse para hacerse un tubo y yo…

banner_escuelasdesurf_notic.jpg
cron_noticias_2015.jpg

laforta.jpg… yo, rememoraba mis tiempos de corchero porque iba tumbado en la tabla sin ni siquiera intentar ponerme de pie para no fastidiar ese mágico momento en el que cuatro tíos, de más o menos la misma época, surfeaban una ola de 500 metros como si fueran lo que eran hace 28 años, unos críos enamorados de este maravilloso deporte, el surfing.

Mientras seguíamos avanzando, veía a Chore y se me pasaba por la cabeza lo bueno que era en la famosa rampa de skate del Sardinero hace tres décadas y los huevos que tenía en olas grandes, madre de Dios, hasta veía esa copa en vaso de tubo que llevaba siempre puesta en el bolsillo de la camisa cuando salía los findes por Santander…. mitico mitico jajajaja..!!

Después observaba al Manas y que diré yo de Manas que no sepa, le conozco como si hubiera sido mi hermano  y recordaba cómo paipeaba olas solo en la lastra de Liencres cuando rompían derechas de ensueño con tubos que nos daban pánico y se hacia unos aéreos de infarto…y decía :  "Rulo, lo reconoces o no lo reconoces" …

Mientras seguíamos surfeando la ola, tenía a mi derecha a  Dani, animándonos a todos para seguir juntos en la ola y recordaba como fue uno de mis ídolos, un chaval que hace 30 años, cuando la mayoría no sabíamos ni bordear una ola, él ya se hacia aéreos y tubos…

En  definitiva, que se me pasó toda una vida de surfing en cuestión de segundos… hasta que al final de los 500 mágicos metros la ola se desvaneció y pensé:  qué maravilloso es el surfing  para que aún gente como nosotros, después de casi tres décadas, sigamos disfrutando como niños con una simple ola … Chore, Manas, Dani, gracias porque esa ola , para mi ha sido mágica.

Espero y deseo con todas mis ganas, que dentro de otros 28 años sigamos surfeando y disfrutando como niños. Cada uno en su nivel, pero al fin y al cabo, disfrutando que es de lo que se trata.

Viva el surfing !!!!

P.D. Esta breve y sencilla historia esta basada en hechos reales. Ocurrió tal que un 8 de febrero de 2016 en una zona maravillosa conocida por los surfer como “ La Fortaleza “, a las 12:00 am, en un mágico día soleado, 22 grados, sin viento, sin corrientes y poca gente, por cierto, la mayoría de ellos, todos puretas…

Rulo

Compartir esta publicación